Newsletter Edición #57 (Viernes 24/03/18)

¡Detengan el tren! Me quiero bajar, de Facebook. Ya leíste, o al menos escuchaste bastante del “escándalo” de Cambridge Analytica y el uso de los datos de millones de personas. No voy a hablar de política ni de lo bueno/malo que puede ser Trump para los Norteamericanos y el mundo. Pero sí sobre cómo ya no hay mucho que hacer. La semana pasada te comenté que más del 80% de las personas están dispuestas a entregar sus datos a cambio de bananas. Realmente seguimos siendo monos.

Cualquier información sobre mí, donde sea que esté, es mía y solo mía para controlarla. Esperamos que si le otorgo el derecho de utilizar mis datos para un propósito, asumiré que serán utilizados sólo con ese fin. La utopía de Tim Berners-Lee. Ya desde mucho años tu información, tus comentarios, fotos, conexiones fueron prostituidas. No es una novedad, eso pasó el día que te creaste tu primera cuenta de correo latinmail y comenzaste a chatear en ICQ. Olvidate de eso. Tus datos hace tiempo que no son tuyos. Solo revisa la configuración de permisos de tu Facebook para que te descuenta a cuantas empresas ya les entregaste todo, a cambio de nada.

¿Cómo crees que las empresas de telecomunicaciones consigue tu número para ofrecerte portabilidad? Más perturbante todavía, ¿Cómo te imaginas que las empresas diseñan productos y servicios a tu medida?

Bueno, simple, usan información de distintas fuentes para crear perfiles, tipos de clientes, “buyer personas” – identificando tus gustos, necesidades y problemas basados en tus datos. Lo sé de primera mano, es algo que llevo años trabajando para retailers, bancos, productos de consumo e incluso políticos. Ese es el servicio de muchas empresas relacionadas al marketing digital. Cambridge Analytica es una de miles que cosechan tu información en búsqueda del insight del consumidor, los drivers de consumo y intentan identificar los distintos comportamientos de audiencias, segmentos, grupos, y nichos de clientes, para llegar hasta cada uno de nosotros con el mensaje correcto en el momento preciso que nos llevará a comprar su producto.

En la punta de la pirámide las empresas como Cambridge Analytica y sus cleintes buscan identificar a los key-stakehodlers y capitalizar su investigación. Para clasificarnos en alguna o más de estas categorías:

  • El iniciador: la persona que propone la marca (o producto) para su consideración;
  • El Influencer: alguien que recomienda la marca;
  • El que decide: la persona que toma la decisión final de compra;
  • El comprador: el que lo compra físicamente;
  • El usuario: la persona que usa o consume el producto.

Un poco de Perspectiva

Está claro lo que está pasando con Facebook pero no olvidemos a GoogleTwitter, y practicamente todas las empresas que tienen un gran problema de seguridad y manejo de tus datos. La la industria de internet no puede seguir ignorando el problema. Incluso los gobiernos deben replantearse su rol sobre la seguridad de la información.

Deben escuchar y respetar las preocupaciones de las personas. Partiendo con autoexámenes duros de sus culturas y fundamentos morales. Detrás de todo esto, creo que deben adoptar una ética de transparencia radical. Si bien, para los usuarios avanzados el resguardo de sus datos no es mayor problema, saben con exactitud que están compartiendo y con quién, no es así para el resto del planeta quienes confían a ciegas en la promesa de seguridad de sus gobiernos y de los prestadores de sus servicios básicos.

La idea de la campaña #DeleteFacebook es imposible. Si quieres eliminar Facebook, adelante. Solo sé que es un privilegio. Para gran parte del mundo, Facebook es la internet y la única forma de conectarse con la familia / amigo / empresa. Es por eso que es importante tener una discusión real sobre los problemas de seguridad / privacidad de Facebook. – sheeraf, periodista de tecnologia del New York Times.

La Responsabilidad es de Todos

Las empresas (no solo las de tecnología) tienen que responder ante esta situación. Resguardar la civilidad de la conversación pública. Asegurar una conversación pública informada, para mantener una esfera pública saludable.

Los medios de comunicación son fundamentales para esto. Necesitamos informar a las personas de lo que está pasando por detrás. Pero ellos tampoco están ajenos. Sabías que los sitio de Adidas, Emol o Ripley también recolectan datos sobre ti?

De un estudio que realizamos en el 2017 con a Alan Melnick y Matías Villanueva, logramos identificar al más 40 distintas integraciones en los sitios web más importantes de Chile. Códigos, Cookies, Tags que permiten marcar, seguir, individualizar y extraer información de cada una de sus visitas. Nadie me puede decir que esto no es un problema de desinformación. Lo peor es que a unos pocos clics cualquier podría proteger su información y resguardar su privacidad.

La Nueva Economía

Toda la economía de aplicaciones, incluidas las aplicaciones de Android y iPhone, y todas las nuevas tecnologías depende del intercambio de datos. Eso es lo que hace que muchos sistemas funcionen, desde las aplicaciones de ubicación, las aplicaciones de chat que necesitan la información de contacto de sus amigos, los autos autodirigidos, hasta los futuros AIs. Todos dependen en obtener la mayor cantidad de información, para mejorarnos la vida, esa es la promesa.

Lo ideal es que los desarrolladores de aplicaciones/tecnología recopilen solo los datos que realmente necesitan, no deberían obtener una llave maestra a todos tus datos. Las plataformas deberían tener políticas a este efecto y deberían darles a los usuarios controles granulares sobre el intercambio de datos.

El control del usuario es importante en parte porque el control de la plataforma puede tener desventajas reales. Diferentes plataformas toman posiciones más o menos agresivas en el control de seguridad. Es muy importante que nos informemos bien. El nuevo Reglamento General de Protección de Datos de Europa es un intento para normalizar este control. Pone restricciones mucho más detalladas, respaldado por amenazas de penas increíblemente altas para quienes rompan las reglas.

Ya las redes sociales nos perjudicaron bastante en términos de protección y seguridad. Ellas saben del impacto del daño y llevan tiempo intentando corregirlo. Lamentablemente en esta ocasión la tapa explotó.

Ahora vienen nuevas tecnologías a disrumpir nuestras vidas. Es importante que seamos nosotros quienes tomemos cartas en el asunto y nos informemos desde ya.

Para mi una de estas innovaciones que cambiará nuestras vidas es el Blockchain. Hay mucho que aprender y entender sobre su impacto en el mundo. En Mayo de este año se realizará una importante cumbre sobre la tecnología del cadenas de bloque. Con una lista de docena de expertos internacionales, el Blockchain Summit Latam es una muy buena instancia para comenzar a aprender. Si vás a estar ahi, avisame para que conversemos!

Francisco A. Kemeny

Francisco A. Kemeny

Francisco Kemeny, licenciado en diseño gráfico y multimedia, especializado en e-Business y Marketing de la Universidad UNIACC, Santiago de Chile. Estudió diseño de juegos en el Instituto de Arte de Phoenix y Ciencias de la Computación en FIU, Miami. He desarrollado estrategias digitales para diferentes agencias, clientes, marcas y negocios. Mi trabajo se basa en el estudio en profundidad del comportamiento de los usuarios en los medios digitales y en Internet.

Leave a Reply